• Marian MC Events

¿Quien se preocupa de que nada falle?¿Saldrá todo como queremos?

A lo mejor lleváis un año o incluso más tiempo preparando y organizando vuestro gran día para que salga como os habéis imaginado. Habéis dedicado la mayor parte de vuestro tiempo libre buscando un lugar adecuado, un menú acorde, habéis discutido precios, buscado el mejor fotógrafo para que no se pierda ningún detalle, os habéis reunido con varias empresas de catering, mirado decoraciones, regalos, etc… y ya por fin lo tenéis todo contratado, todo claro, queda apenas un mes para vuestra boda y os ponéis a repasar cómo transcurrirá vuestro día.


No vamos a ponernos en el peor de los casos ni a explicar todos los contratiempos que pueden surgir o que puede haber, eso sería fácil, vamos a pensar que todo sale a la perfección.



Primero pensáis en todos los preparativos, el de la floristería os traerá el ramo a la hora acordada y si no vuestro familiar pasará a recogerlo, vuestra prima llevará el arroz o los pétalos que habéis preparado en esos conos tan monos para la salida de la iglesia, la maquilladora y la peluquera también está controlado además ya hicisteis una prueba de maquillaje hace un par de meses, el fotógrafo sabe a qué hora tiene que venir a los preparativos del novio y de la novia, habéis dejado vuestro vestido colgado precioso y todos los detalles que queréis que capte… sí, todo listo.


Ahora el lugar, el lugar es el ideal, quizás en la playa ó en una finca estupenda; empezáis a repasar todo y os dais cuenta que tenéis que colocar los letreros tan chulos que habéis encargado por internet y las velas que adornarán el camino, poner el cartel de distribución de mesas… bueno, el dueño de la finca o el responsable del catering se han ofrecido a ayudaros en todo, ellos lo colocarán perfectamente en su sitio; pero empiezan vuestras dudas… y si llueve…y  si hace viento…¿quién lo cambiará de lugar?, ¿se entenderá el de la floristería con el de la finca o con el del catering para colocar los centros de mesa que habéis elegido?, Sí, les habéis dejado todo clarísimo, no habrá problema y son muy buenos profesionales.


Ahora pensáis en los momentos que habéis preparado, el photocall tan original y vuestro que habéis confeccionado, con todo el atrezzo, y el responsable de la finca también lo colocará donde le habéis dicho, no hay problema, el DJ sabe perfectamente que queréis decir unas palabras y tendrá el micrófono inalámbrico preparado, tiene una lista con las canciones para cuando llegáis, la cena, el comienzo del baile y la fiesta, lo habéis repasado todo y está controlado; con el fotógrafo ya habéis hablado al igual que en los preparativos de todos los detalles, han hecho cientos de bodas y no se les pasará nada, haréis un reportaje por el camino, os fotografiará los momentos de llegada y salida, recepción, photocall, corte de la tarta, inicio del baile…etc

Sí, todo está listo, repasado y requetehablado ;)



Ahora imaginemos que llega el gran día y que todo sale sin ningún contratiempo externo; no llueve, no hace viento, todo el mundo está a su hora, todo llega correctamente…

Imaginemos que nuestros familiares a los que hemos encargado las tareas se acuerdan de todo y sale a las mil maravillas (de traer el arroz y los pétalos, avisar al dj del inicio de las canciones y los momentos, traer los recordatorios a repartir, etc)


Imaginemos que no hay ninguna sorpresa, aunque sinceramente esto ya es mucho imaginar, porque muchas veces los amigos interrumpen en medio de la cena con algún regalo o sorpresa a los novios y no se dan cuenta de que hay que parar el servicio y el catering debe saberlo para que no haya problemas con la comida y que el dj también ha de saberlo…pero bueno nos estamos poniendo en que todo sale perfecto por sí solo, Sí, imaginemos que nuestros amigos como ya han ido a muchas bodas y saben cómo va esto han avisado no sé cómo al maitre del catering y al dj y todos, todos los momentos salen a la perfección.


¿Realmente todo ha estado controlado?, ¿realmente ha salido como queríais?, sinceramente lo dudo…

No vamos a pensar en comentarios de vuestra familia o amigos, porque serán sus percepciones…imaginemos que os llega el deseado reportaje que os narra cómo ha sido vuestra boda y vamos a poner varios ejemplos:

Os veis en los preparativos y no os gusta nada como os queda el maquillaje ¿será la culpa de la maquilladora que os ha disfrazado, de la peluquera que su peinado no pega con vuestro estilo o del fotógrafo que no ha retocado bien la imagen? Si los tres son profesionales estupendos ¿cómo ha podido pasar algo así?



La entrega del ramo, ¡no puede ser! Justo detrás vuestra la mesa llena de trastos, la cama desecha, vuestra prima asomándose… bueno una de las fotos está bien y disimula todo pero sales con los ojos cerrados o a esa persona que te entrega el ramo se la ve de espaldas o no os ha sacado en el ángulo que os imaginabais y que habíais visto en otros reportajes, en fin, no pasa nada hay varias buenas, no exactamente las tomas que queríais pero hay buenas fotografías, aunque no lo que esperabais…¿qué le habrá pasado al fotógrafo en vuestra boda?


La salida de la Iglesia o la llegada a la finca esperabais recordarla de otra manera… en las fotografías saliendo del coche hay una grúa enorme justo detrás que el fotógrafo es imposible que la quite, ¿no se habrá fijado el dueño de la finca? o niños que no son de vuestra boda que ni los conocéis correteando a vuestro alrededor y salen por todas partes, ¿nadie puede evitarlo?


Os ponéis a repasar las fotos con vuestras damas de honor y amigos más íntimos y una lleva el mismo vestido que vuestra suegra, otra el color no pega para nada con vuestra boda, bueno, ponemos la foto en blanco y negro y solucionado. ;)


Las flores de las mesas y los adornos del aperitivo no pegan ni con cola!! Separados son monísimos pero ahora que lo veis todo junto se da mil patadas los cojines de los chillout y las decoraciones de las mesas…bueno también en blanco y negro y se disimulará. ¿es que la de la floristería no se ha fijado? ¿es que la decoradora o el de la finca no han llamado a la de la floristería y no se han puesto de acuerdo?


Veis las fotografías de la cena y os acordáis que vuestro amigo el gracioso cogió el micro inalámbrico justo cuando vuestra prima había avisado al DJ que parara la música porque ibais a dedicar esas palabras tan especiales a vuestra pareja, al final una de las mesas se quejó que la carne estaba fría y no le gustó nada ¿acaso el DJ no se dio cuenta de que no teníais vosotros el micro? ¿el del catering no pudo avisar a cocina que no empezaran aún con la carne?


Llega la hora de la fiesta y el photocall, no sabéis donde está el atrezzo, los niños lo han cogido y no habéis podido haceros esas fotos que imaginabais con vuestra pandilla.



¿Queréis saber que ha pasado? Os lo vamos a intentar explicar caso por caso:


  • La maquilladora y la peluquera,  son maquilladora y peluquera, si el fotógrafo que os hace el reportaje es vuestro primo, vuestro amigo o no es un buen profesional y no ha tratado la imagen como toca no es que la maquilladora o la peluquera hayan hecho mal su trabajo, a lo mejor ni se ha tirado bien la fotografía o no se ha retocado bien, no es su culpa si en el reportaje no os veis como esperabais.


  • El fotógrafo, es fotógrafo, no estilista, ni decorador, narra con imágenes lo que sucede en vuestra boda pero no es responsable de cómo sucede, no es responsable si la maquilladora que habéis elegido no os deja como queréis o si la peluquera os hace un peinado que no os favorece o si el vestido o el traje no os sienta bien o si vuestros amigos se meten en medio de todas las fotografías o si donde habéis colgado el vestido no hay luz suficiente, etc., para que un reportaje salga como queréis debéis preocuparos de que todo está acondicionado para que así sea, el fotógrafo no es vuestro organizador de boda.


  • El DJ, el DJ es dj y tienen que estar atento a muchos factores en vuestra boda, él se encarga de que cada momento tenga su canción, pero no puede controlar el orden en el que suceden los acontecimientos, ni puede leer la mente de vuestros amigos o invitados cuando quieren hablar o poner una canción que no le habéis indicado.


  • El catering, el cateríng es responsable de que la comida y el servicio de los camareros sea el correcto, pero si nadie le avisa de que vuestro amigo el vegetariano se ha cambiado de sitio no lo saben, si vuestros amigos de pronto hacen un flash movie para sorprenderos y nadie ha avisado a cocina probablemente su plato de carne esté frio cuando vuelvan a sentarse y si los camareros ya han empezado a servir algunos platos el orden se descontrola totalmente, el catering es el responsable de comida y servicio pero tampoco es vuestro organizador de boda.


  • La floristería y la decoradora, la floristería y la decoradora traen lo que vosotros habéis elegido, si luego queda muy cargado en las mesas no es su culpa, si los centros no pegan con los cojines de los chillout, no es su culpa, si no hay luz suficiente en la finca por la noche tampoco es su culpa, si vuestra mejor amiga es alérgica a las rosas y nadie se lo ha dicho no tiene la culpa y si hay una grua justo detrás de donde salís tampoco es su culpa, haber salido por otro sitio, ellas no tienen que estar atentas a esos detalles, tampoco son vuestras organizadoras de boda.

Un evento tan importante como es vuestra boda no sólo ha de contar con los mejores profesionales que se adapten a lo que queréis, tiene que ser un trabajo en equipo, y todo trabajo en equipo requiere un buen director, centralizar las responsabilidades en una persona, pero una persona que conozca todos los sectores relacionados y que sea un profesional de la organización, que sea una persona resolutiva. Nadie os garantiza que vuestra boda saldrá perfecta, pero sí minimizareis mucho los riesgos.



Lo ideal es que un equipo profesional de weddingplanner os ayude desde el principio con la organización, ahorrareis tiempo y dinero, pero si tenéis tiempo y queréis preparar y seleccionar vosotros los proveedores de vuestra boda nadie os puede decir lo contrario, hacedlo, pero que un profesional os coordine el día, vosotros no podréis hacerlo, tendréis que disfrutarlo y si algo sale mal pensad bien si es culpa de los profesionales contratados o si verdaderamente no había nadie encargado de que todo saliera como queríais.



#boda #momentosdeboda #weddingplanner #weddingplannermallorca #casarseenmallorca #mceventplanner #happymoments #hotchzeit #elopment #elopmentlove #enlopmentstories #mallorcawedding #sweetlove #couplegoals #belovestories #getoutside #destinationwedding #engaged #theknotrings #mceventplanner #eventplannermallorca #weddingplannermallorca #bodorrio

Come and meet us:

Son Oms, Can Calafat 64, 1-3, 07199 Palma, Illes Balears

© 2019 MC Events

  • Facebook - MC Event Planner
  • Instagram - MC Events